Rate this post

Tal vez has escuchado anuncios en la radio o visto carteles publicitarios, en donde destacan la importancia de utilizar bloqueador solar para la piel. Y es que tal vez no lo sepas, pero los rayos del sol son uno de los factores que mayor impacto negativo causan en la piel, por lo que la exposición prolongada a ellos de forma frecuente, puede acelerar el proceso de envejecimiento, así como la aparición de arrugas y manchas en la piel.

Esto se acentúa para las personas que viven en ciudades o sitios en donde la luz del sol es muy intensa durante varios meses al año. Si bien es cierto que la luz solar es importante para mantener el cuerpo saludable, la sobreexposición a ellos puede representar en la aparición de problemas en la piel, incluyendo el cáncer de piel.Comida balanceada para mejorar tu salud

Pero todo esto puede evitarse si utilizas un bloqueador solar. Estas cremas están fabricadas para proteger el impacto de los rayos del sol en tu piel, minimizando el efecto de los rayos ultravioleta y ayudando a que tu piel se mantenga humectada durante el día, dando como resultado una piel suave y saludable durante mucho más tiempo.

Es cierto que a muchas personas les gusta asolearse y ganar un color tostado durante los meses de verano, pero lo más recomendable es no exponerse al sol sin ningún tipo de protección, pues aunque no lo parezca, el daño puede ser considerable e incluso muchas personas sufren de quemaduras de primer grado (en algunos casos extremos hasta mayores), que dañan la estructura celular de la piel y promueven el envejecimiento prematuro.

Afortunadamente, existen muchos tipos de cremas solares, por lo que no forzosamente tienes que elegir la que tenga el mayor rango de factor de protección solar, sino que puedes hacer un comparativo entre el beneficio que recibirás por parte de la crema bloqueadora, y el color que irá adoptando tu piel con los rayos del sol.

Las personas cuya piel es demasiado blanca, generalmente son quienes más sufren de este tipo de problemas, pues su piel no está adaptada para recibir los rayos del sol de forma prolongada y mucho menos de manera directa. Si es tu caso, seguramente notarás que cuando te expones al sol solamente adquieres un tono de piel rojizo y nunca llega al bronceado que realmente esperabas.

La piel es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, ya que se trata de la primera barrera que tiene el cuerpo con el exterior. La función de la piel es permear tus órganos y el interior general, para que agentes externos no dañen tu salud y te mantengas en óptimas condiciones, pero este funcionamiento se deteriora si no cuidas tu piel de forma adecuada.

Así que ya lo sabes, si quieres tener un buen bronceado, la mejor recomendación es hacerlo de forma paulatina, sin exponerte demasiado al sol y utilizando una crema protectora para que tu piel no sufra daño. Y si vives en un lugar donde el sol es muy intenso, es recomendable utilizar estas cremas protectoras de forma cotidiana para retrasar el envejecimiento de la piel, y mantenerla saludable durante mucho tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here